Posted by: oviazcan Sin categoría 0 comments

El destino del Código DaVinci

Es bastante la conmocion que ha generado el reciente estreno de la afamada pelicula “El Codigo DaVinci”. Las fuertes afirmaciones que hace Dan Brown sobre los origenes de las creencias del cristianismo (no de su autoria por cierto) son bastante impactantes, aun para los mas firmes.

Esto generó en mi un gran deseo de escribir. Primeramente tuve la tentación de hacer un espectacular desplante de mis conocimientos apologéticos (ni tantos la verdad!, apologetica se refiere a la evidencia para creer) para sacar a la luz las incongruencias históricas y fácticas del Código DaVinci. Pero después me di cuenta que había cientos de libros escritos tanto por cristianos y ateos que ya lo habían hecho, y mucho mejor de lo que yo podría.
Después, creí que esta fuerte estrategia de mercadotecnia hacia el tema surgiría como una fuente de grave confusión, desmoralización y un ataque profundo de fe a la humanidad. Otra vez tan dramático como siempre. Dios, ¿porqué seré tan dramático a veces?…
La verdad es que no es suficiente con hacer un gran desplante de conocimientos apologéticos porque el problema del hombre en general no es intelectual sino moral.
Es como aquél hombre rico que se acercó una vez con Jesús y le dijo algo así como “¿Qué tengo que hacer para ir al cielo?”, a lo que Jesús respondió: “Seguir los mandamientos” cuando el hombre rico le dijo “Pero si yo siempre los he seguido” Jesús respondió: “Bueno, solo te falta una cosa, ve y vende todas tus riquezas y da tus ganancias a los pobres”…
El hombre rico amaba su riqueza… más de lo que realmente quería ir al cielo.
Es lo mismo con nosotros hoy en día, amamos nuestras ideas relativistas y moralmente cómodas. No tenemos problema con festejar a un Jesús en navidad: pequeño, indefenso, haciéndose pipí en los pañales. No tenemos problema con celebrar a un Jesús crucificado, desnudo y vulnerable, sin nada de poder ni señorío, todos burlándose de el y nosotros teniéndole lástima: “¡Ay pobrecito de Jesús! ya lo viste?”
Pero un Jesús resucitado: “naaaaa… ¿de qué estás hablando?, ¿que Jesús esta vivo HOY?, qué miedo! seguro quiere que le obedezca y le entregue mi vida, olvídalo, qué no has leído el código DaVinci? Jesús se casó, tuvo descendencia, que por cierto está por ahí escondida y temerosa, y luego se murió en la cruz como un gran buen hombre, pero nada más. No es más dios que tu que yo, así que ¿porqué tengo que obedecerle?
Este contexto es el origen del Código DaVinci, no historia del arte, no evidencia, sino un corazón renuente a creer y entregar. Y no lo juzgo la verdad, de hecho lo entiendo. Yo tengo la tendencia a ser así también.
Ahora, tampoco faltan los fatalistas mas dramaticos que yo. A pesar de lo que ellos puedan opinar, la gran mercadotecnia del Codigo no me asusta la verdad. No creo que vaya a pasar nada relamente, pues tan solo hay de tres sopas:
  • Los que no creen en Jesus como Dios. Estos ya la hicieron, de por si no creian en Jesus! ahora si tienen un pretexto aparentemente intelectual para soportarlo.” No ven que lo escribio el cientifico Dan Brown? ahh perdon no es cientifico, bueno el historiador Dan Brown!, a perdon tampoco es historiador, bueno es maestro de ingles y ahora escritor, eso debe contar de algo, no? el caso es que lo dijo y asi lo creo”
  • Los que andan tibios. Estos son lo que andan con que si creo y luego no creo y asi. Cuando estos sean confrontados con la propuesta del Codigo seran forzados a tener una posicion, lo cual no es nada malo. Si deciden no creer pues de por si no tenian compromiso. Si deciden creer pues gracias a Dios! espero que aprovechen esta nueva oportunidad de tener sentido y plenitud de vida.
  • Los que creen. Estos, si de verdad creen, pues risa les dara leer o ver la propuesta del Codigo. Estos que creen se dividen a su vez en dos: los que saben porque creen lo que creen y los que nomas creen por dogma o por conviccion. Los que saben porque creen lo que creen tendran una gran puerta abierta para compartirlo con los que se cuestionan sinceramente. Los que no, se forzaran a entender porque creen lo que creen (la evidencia de la fe, o sea la apologetica) y a “estar preparados para presentar defensa de la esperanza que mora en ellos”

Como ves? no es como que vaya a haber una crisis, solamente seremos pasados por fuego y los que sean hallados dignos pasaran la prueba. Y tu de cual grupo de personas eres?…
Bueno, ya te dije mi opinion sobre de donde vino la onda del Codigo, sobre que es lo que creo que pasa en los tres diferentes grupos de personas, pero… que creo que sera el destino del Codigo?
Muy sencillo: no es la primera vez que alguien ha querido destruir la Verdad de la Biblia y de Jesucristo como Senior. Los romanos querian matar a todos los cristianos y quemar todas las Escrituras, pero acabaron revolviendo sus ideas paganas con el cristianismo porque no pudieron. Hitler intento destruir a los judios y, por consiguiente el origen del cristianismo, con toda su quemazon de Biblias historica, pero acabo suicidandose y perdiendo la guerra.
Estas ideas de que Jesus no es Dios ni Senior no son nuevas y asi como han venido, muchos seguiran viniendo. El Codigo DaVinci un dia pasara de moda, y se dejara de hablar de el, ya no causara polemica y vendran otras ideas y propuestas para hacer de Jesus un hombre comun y corriente. Pero la Verdad no necesita defensores, ella habla por si misma.
La Biblia ha sido tan atacada en la historia, y aun tengo una repisa de mi librero llena de copias en distintas traducciones, ediciones, colores y sabores, todas ellas con una confiabilidad y autenticidad no alcanzada por ningun otro libro historico antiguo existente en el mundo. La Biblia es viva y eficaz, grita por si misma lo que nuestros corazones son rejegos en aceptar y no se necesita nada mas que tomarte un tiempo para leer y entender por ti mismo lo que tiene que decir.
Si te parece un costo demasiado alto el tomarte este tiempo, ya es tu decision y no te hace menos persona. Si en vez de entender la evidencia de manera intuitiva, tal como es presentada en la historia, prefieres creer que en las pinturas de DaVinci hallaras el pretexto para no creer, alla tu. En cuanto a lo que a mi me concierne, dire como dijo aquel hombre de antanio: “No se tu pero yo y mi casa serviremos al Senior”.
Y ni extraniare mis riquezas. He dicho.

0 comments

Leave a Reply