Posted by: oviazcan Anécdota 0 comments

El día que me tocó bailar con la más guapa

La chava más guapa del salón cuando yo iba en primero de prepa se llamaba Lulú: güerita, chapeteada, un poco chaparrita, pero muy linda y muy segura de sí misma. Recuerdo muy bien cuando en la primera reunión del salón, una de las chicas fue enviada como mensajera a la bolita de los hombres a investigar quién le gustaba a quién, a tan sólo un mes de haber comenzado el ciclo escolar. Me da verguenza reconocerlo pero la verdad sí le creí cuando dijo que no le diría a las demás cuando le confesáramos nuestras primeras impresiones sobre las chicas. No recuerdo las confesiones de todos, y por ahí se mencionaron otro par de nombres esporádicos, pero definitivamente “Lulú” fue quien se llevó la “votación”.
Yo no dije Lulú, a mi me gustaba más Marisol. Cuando me tocó mi turno de confesar, recuerdo que dije su nombre fingiendo un poco de naturalidad, cuando por dentro me sentía orgulloso de ser tan original. Los demás no podían negar que Marisol también tenía su atractivo, y aunque no era tan linda como Lulú, me gustaba mucho la personalidad y el porte que Marisol representaba. Mucho carácter, aguantadora, pero a la vez sin deseos de protagonizar. Esa era Marisol, y, a diferencia de otras chicas, se veía preciosa maquillada al igual que sin maquillaje. Pero mi orgullo se volvió arrepentimiento cuando fue obvio que, después de esa noche, Marisol me tomó por completo la evasiva. Y no es que yo le hubiese derramado palabras de socialización antes de eso; si habíamos platicado un par de veces era mucho y yo me moría de los nervios. Era la primera vez que estaba en un salón mixto ya que mi primaria y secundaria las había estudiado en una escuela de puro machín, así que no tenía idea de cómo acercármele a tan bello especímen sin tartamudear y hacer el ridículo.
Pero esta historia no es sobre Marisol sino sobre Lulú. Sobre el día que me tocó bailar con Lulú, la chava más guapa del salón. Para que me entiendan un poquito lo que sentí, primero tengo que contarles sobre el intercambio de regalos navideño, a manera de contexto:
Era todo un alboroto en el salón, ya que se llevaba mucho tiempo intentando hacer la rifa de “Crises” para el intercambio navideño de regalos, y se acercaba ya la fecha de la posada. Todo fue legal. Tomé mi papelito y ahí estaba yo, la envidia de todos: me había tocado Lulú. Después de rechazar suculentos negocios que me propusieron mis compañeros varones al notar que me había tocado ella, (incluso me propusieron cambiármelo por el de Marisol), se rindieron y logré tener un fugaz reconocimiento especial por el tiempo que duró la época navideña. Todo mundo anotó en una lista lo que quería que le regalaran, a manera de sugerencia claro, la verdad es que a muchos nos facilitaba la vida a la hora de elegir regalos. El problema era que ella había pedido un cassette de Oasis o de U2 (¡Sí! Aún no era tan popular el CD, ¡esto fue hace 10 años!). El intercambio era de $50 pesos y el cassette mentado costaba casi $120, pero… ¡¡¡era Lulú!!! ¿Cómo no iba a comprarle lo que había pedido?…
Por desgracia mi mamá no opinaba lo mismo y, aceptémoslo, ¿quién compra con su propio dinero los regalos del intercambio en primero de prepa? Incluso si a alguien le dieran mesada o “domingo”, el término “propio dinero” es bastante cuestionable. Así que sin más cuestionamiento, me tuve que apegar al presupuesto que mi mamá había asignado… No recuerdo bien cuánto costó, tengo idea que como $60 pesos, pero estoy seguro que era más barato que el cassette: una linda pulserita de plata. “¿Qué cosa?”, pensé. Nada parecido a un cassette con música de moda. ¡Vaya! ¡Qué difícil esto de ser prepo!
Para no alargar más la historia, me voy a brincar los pormenores del mes entero que duró la enviada de regalitos anónimos para pasar directamente al día de la posada. Como pueden imaginar, estaba bastante nervioso por no saber cómo iba a reaccionar Lulú. Todo mundo comenzó a dar sus regalos, haciendo muchos de ellos un desplante de recursos económicos de la clase media alta. No se los puedo demostrar científicamente, pero estoy seguro que Lulú no sabía que yo le iba a dar su regalo. Lo sé, porque recuerdo perfectamente su reacción: Me paré de mi silla y, extraño de mi, habrán sido los nervios, no di el regalo inmediatamente, sino que comencé a apuntar con él a toda la sección de chicas (aún se sentaban niñas con niñas y niños con niños) Dí, yo creo, unas dos pasadas hasta que me detuve apuntando a Lulú. ¡Feliz Navidad! le dije. Las chavas, sorprendidas quizá porque pensaban que arreglaría las cosas para regalarle a Marisol, se emocionaron casi tanto como ella. ¡Qué raro! No está decepcionada Lulú, de hecho está brincando de gusto. Abrió mi regalo, le encantó y se lo puso para presumirle a todas el que, para ella, había sido el mejor regalo de la noche. Pareciera como que nunca se percató de que no era el cassette de Oasis o U2 que había pedido. Les diré que sé que fue sincera, porque tengo una especie de don para interpretar abrazos y el de ella fue un “Gracias” muy sincero.
Pasó el tiempo, Lulú usó la pulsera cuanto pudo, incluso la traía en el campamento de Mazamitla. Ese campamento lo organizaba la comunidad Marista para fomentar la unión del grupo y la promoción de los valores católicos. Fue muy padre, la gente abrió su corazón, vimos a los chavos y a las chavas llorar de dolor, de gusto, de soledad. Realmente se unió bastante el grupo. Recuerdo varias actividades que tuvimos, pero la que más me pareció contrastante con las recomendaciones comunes de la comunidad Marista fue la fiesta “al revés”.
La verdad yo no sabía qué era eso: nos metieron en la noche a todos en una cabaña sin muebles, la luz tenue sólo de lámparas, un improvisada barra libre de refrescos y sillas puestas alrededor. Incluso recuerdo a uno de los hermanos Maristas más tradicionales que con unas linternas y papel celofán improvisó una caja de luces de colores al moverlas de un lado a otro para crear un ambiente disco. Pero eso era una fiesta común y corriente para mi, improvisada, pero común. La cosa se puso distinta en cuanto dijeron que los hombres no sacaban a las mujeres a bailar sino que esta fiesta iba a ser “al revés”: las mujeres a los hombres. Wow, ahora sí, ¡qué experiencia! Para muchas, significaba demasiado salir de su zona de confort y sacar a bailar a los chavos, para otros significaba el escenario perfecto para la venganza: “¿Quiéres bailar?”- “Ay no, es que me duele la cabeza”, “Es que ya van a venir por mi”, “Es que estoy cansada”. Ahora era nuestro turno para los pretextos.
Pretextos fue lo último que se me ocurrió decir cuando se acercó. Estaba yo sentado en una de las sillas pegadas a las paredes y un par de minutos después de que comenzó la música, la primera en acercarse a los chavos fue Lulú. Pero no se acercó con el más carita, que seguro le habría dicho que sí. Ni siquiera se acercó con otro menos inadaptado: se acercó a mí. Tuve que decirle que sí, ¿qué más podía hacer? Ahí estaba ella preciosa, valiente, y pidiéndome bailar con ella. Tuve que contarles del intercambio de regalos para que se dieran cuenta porqué creo que no fue un plan macabro para burlarse de mi. La gente se nos quedó viendo, se reían pero no se burlaban. Creanme, sé perfectamente la diferencia. Como todo buen inadaptado social, ya había desarrollado para entonces una paranoia suficientemente fuerte como para saber que ese tipo de cosas son demasiado buenas para ser ciertas. Pero en esa ocasión fue cierto, no se burlaban de mí.
Después otras chavas comenzaron a sacar a otros chavos, varios pusieron pretextos, pero varios otros se pusieron a bailar. Creo que mi baile con Lulú duró como 10 minutos. La verdad no sabía qué decir, creo que intenté hacer plática un par de veces pero no se escuchaba mucho que digamos así que no sé ni qué me respondió. En ese entonces yo aún tenía un par de pies izquierdos, así que temo reconocer que no la hice lucir mucho pero después de un rato las parejas bailando se deshicieron y las bolitas se formaron para seguir la fiesta sin la incomodidad de estar bailando con una sóla persona todo el tiempo.
Recuerdo bien que el evento fue muy comentado después de eso, y tuve mis 10 minutos de popularidad de nueva cuenta. Pasamos a segundo y le perdí la pista a Lulú, supe que se consiguió un novio que la quería mucho aunque muy dentro de mi siempre me gustó creer que yo no le era indiferente. Se casó, se embarazó, terminó de estudiar (era muy buena para mate, me acuerdo)… aunque no estoy seguro en qué orden lo hizo exactamente. Esto que les cuento pareciera que son eventos sin importancia, situaciones de chavos, pero te aseguro que a mi me marcaron emocionalmente. Lo sé, no porque sea psicólogo o algo parecido, sino porque los recuerdo muy bien, y sé lo que significaron para mi.
A veces me pregunto porqué será tan importante la necesidad de sentirte aceptado por los demás. No sé si a todos les sea tan obvio o siempre hayan sido muy adaptados a la sociedad y no se hayan sentido como que no encajan alguna vez. Realmente la aceptación es una fuerza tan grande que es capaz de destruir o crear personalidades. Pareciera como que hubiésemos sido diseñados para no sentirnos felices sin tener relaciones personales, y relaciones que nos hagan sentir aceptados. Los seres humanos somos imperfectos, y somos incapaces de hacer sentir aceptada a una persona todo el tiempo. A veces se interponen nuestros intereses, nuestros miedos, nuestro cansancio; y eso afecta y lastima a los otros aunque no queramos. ¿Será que hayamos sido diseñados así para que en medio de nuestra necesidad buscáramos a Dios? Muchos grupos religiosos enfatizan el problema del pecado y que necesitamos ser salvados y proponen sus cuatro o cinco pasos para alcanzar esta salvación. Después de darle muchas vueltas al asunto hace un poco de sentido, pero yo tiendo a creer que el asunto de la relación entre Dios y el hombre es mucho más intuitivo y palpable. Es como si fuésemos diseñados para que Dios nos invite a bailar y nosotros le aceptemos gustosos o le rechazamos con pretextos. No somos el más popular, ni el más carita, de hecho pertenecemos al grupo de los inadaptados que nadie quiere, pero Dios da el paso, valiente, en medio de todos y sin miedo a ser criticado y nos saca a bailar. Él se deleita con nuestros regalos, incluso cuando no son ni un intento siquiera de lo que Él ha pedido en un principio; y se los pone, y los usa y los presume a sus ángeles y otros seres que haya creado por ahí: “Mira, lo que me regaló mi hijo, ¿no está increíble?”.
¿Tu qué piensas?

Comentarios originales en el blog anterior de Windows Live Spaces:

  • Delete this comment

    View space

    More information

    March 27 12:17 PM

    de verdad, no tenes una idea de las cosas que me hace recordar esa anecdota, yo estuve en cada uno de esos momentos viazcan y si recuerdo la sinceridad con la que Lulu acepto tu regalo y se emociono, por esa época yo era aún mas inadatado de lo que tu jamas llegaste a ser, pero recuerdo bien. Durante el último año de prepa a mi me tocaba sentarme junto a Lulu, esto fue cuando ella ya estaba casada y embarazada pero tienes razón siempre hubo un angel que no poseían las demas niñas del salón, claro pues era la mas guapa pero el lunar que tenía sobre la piel era un detalle que casí nadíe notaba, supongo que lo que trato de decir es que tienes la virtud de simpre llevame a acordarme de cosas que mi pasado que me duelen, me lastiman y al mismo tiempo me hacen pornerme feliz de una manerá nostalgíca que solo los recuerdos de la preparatoria pueden traer. una de las reflexiones que mas me impresionaron fue la de los KCT es cierto en esa época uno llevaba su walkman a la escuela en lugar de su iPod entre otras cosas. ojala podamos entrar en contacto, te dejo mi mail, que funciona en msn, espero poder entrar en contacto con una persona que me marcó tanto y aún a pesar de la distancia y el tiempo lo sigue haciendo
  • Delete this comment

    View space

    More information

    November 06 12:33 AM

    Hola Omar,
    Te conocí por ser amigo mi amigo Net* Aguinaga ya sabes también amante fiel de Dios.
    Quiero felicitarte por tanta sabiduría que percibo en tu ser me fascina el lenguaje con que comunicas tus ideas siendo muy natural y distintivo de los demás perfirles ya que he tenido la oportunidad de contactar y leer muchos desde que inicio esto del chat. Ya que poca gente principalmente los hombres expresan sus sentimientos. Considero que la inteligenciA es un Don que viene de Dios. Solo quiero agregar en granito de arena para todos los que ya forman y van a ser tus [email protected] [email protected] que siempre recuerden ser [email protected] y virgenes antes del matrimonio ya que la amistad con Dios también es respetando su Iglesia=a tu cuerpo. Por favor nunca lleguen a la masturbación tengan fé vivan de ella sin miedo lo que DIOS planeo para ti será nada nadie lo puede cambiar y termino diciendo “Busca primero el REINO De Dios …. y todo lo demás lo obtendrás por añadidura y Repite siempre en los momentos de debilidad “JESÚS YO CONFIO EN TI”.
    AMEN
  • Delete this comment

    View space

    More information

    October 06 1:58 PM

    A mi me encantó lo que escribiste Omar! A mi en lo personal lulú nunca me parecio muy bonita.. es mas creo que me parecia mas cercano a lo contrario… pero bueno las güeritas siempre tienen exito! Todos en algun momento nos sentimos medio inadaptados. Yo me senti muy inadaptada en primero. Y yo porque venia del Cervantes Bosque donde eramos 15 mujeres en toda la generacion y todas teniamos amigos porque eramos el centro de atencion! No se necesitaba ser muy bonita o muy inteligente o muy simpatica para que varios suspiraran por ti y soportaran tus platicas y hasta tus desplantes y al entrar a la prepa competia con cientos de niñas preciosas, inteligentes, talentosas, simpaticas y hasta de buena familia! Que locura! Me senti ignorada hasta por mis propios amigos… totalmente fuera de lugar… desubicada con tantas apariencias… particularmente en la prepa en la que estudiamos. Lo curioso es que cuando menos te importa lo que piensan los demás es cuando mas encajas. Bueno eso digo yo… Cuidate Omar… saludines
  • Delete this comment

    View space

    More information

    See the new information
    Iván Isaac

    October 05 1:40 AM

    Una reflexión, muy acertada en todos los aspectos, concuerdo con la situación de una relación palpable con Dios, que es Jesucristo, también.
  • Delete this comment

    View space

    More information

    September 23 7:24 PM

    Muy bueno tu relato, en verdad me sentí identificado contigo, creo que después de un tiempo da risa como uno quería ser aceptado por los demás, pero recuerdo esas épocas y realmente era algo “casí casí de vida o muerte….” un abrazo!
  • Delete this comment

    View space

    More information

    See the new information
    pable dance

    September 21 4:02 PM

    Omar, siempre he admitado tus talento para componer, tus canciones siempre han llegado, han tocado al alma. Hoy me toco leerte, y no lo haces nada mal, me gusto tu manera de escribir, las descripciones que haces! son muy buenas, parecia como si hubiera estado viviendo cada parte de lo que escribias, veia imaginaba lo que ibas diciendo.Felicidades y sigue escribiendo, me gusta [email protected]
  • Delete this comment

    View space

    More information

    See the new information

    September 20 5:21 PM

    ORALE OMAR… ESTA PADRISIMA TU HISTORIA. REALMENTE ERES BUENO PARA ESO DE LA REDACCIÒN SABES EXACTAMENTE LAS PALABRAS QUE VAS A UTILIZAR, PARA LLEGAR A LA CONCLUSION DESEADA. AHORA SI QUE ME CAUTIVASTE. SIGUE ESCRIBIENDO HISTORIAS ASI CREO QUE SERAS UN EXITO.
  • Delete this comment

    View space

    More information

    Marion

    September 19 11:42 PM

    Debo confesar que me gusto mucho tu historia, y que no sabia ne lo mas minimo que se trataba de esas dos personas que yo tambien conoci. me gusta mucho la manera en que lo redactas y me supongo que de cierta manera muchos pasamos por ahi, y lo creas o no lo creas, incluso los mas fresitas, o los que aparentaban ser los mas seguros de si mismos, son en realidad los que mas necesitaban de la aceptacion de los demas. A serte muy franca, y espero no me odies por ser tan sincera con mi punto de vista, pienso que ese dia lulu te saco a bailar por que no se sentia amenazada contigo, en el sentido que no ibas a pensar que se moria por ti y te estaba tirando la onda, cosa que hubiera pasado con cualquiero otro cabroncito carita de ahi. el ser un “rechazado” como te veias TU MISMO, era una cuestion de seguridad de ella, que no la iba a poner en una situacion incomoda o rara… pero bueno, el chise es que para ti represento mucho mas que eso, y eso es lo bueno, que a bien o mal, sea lo que haya sido, te ayudo, y eso es lo mas chido, no crees?
  • Delete this comment

    Almeja!

    September 19 2:54 PM

    Un relato muy lindo…¿Quién no se siente rechazado en alguna ocasión? Aveces damos tanta importancia a que la gente nos acepte, que dejamos de ser nosotros, para ser lo que todos quieren que seamos, y nuestra vida se convierte en una serie de máscaras y poses para ser aceptados y cuando eso no sucede, nos sentimos profundamente heridos, sin embargo; somos también causantes de heridas en otros a quienes nosotros mismos rechazamos, porque no cumple los requisitos necesarios para pertenecer a nuestro grupo de amistades, y ahi estamos todos jugando ese interminable juego de disfraces luchando por tener un lugar en la mesa de los que creemos los mejores, cuando a nuestro alrededor hay tantos que pueden ofrecer una sincera amistad, y sobre todo está Dios con los brazos abiertos, sin conceptos tontos, sobre lo que es “chido” y lo que no, y desaprovechamos la cena servida que él nos ofrece, por migajas de pan.
  • Delete this comment

    View space

    More information

    Naty

    September 19 12:27 AM

    Interesante tu historia flaquito… gracias por compartirla. Sabes yo creo que aun para la persona que es aceptada socialmente es muy importante la aceptacion que vive, asi la haya vivido toda su vida, el dia que no la tiene, le afecta y mucho, pero una persona que nunca ha sido aceptada, y logra aceptarse, y saber quien es en el Señor, que es lo unico que lo hace SER, realmente, llega a tener un poder social con o sin aceptacion, un poco dificil de describir, pero llega a ser menos vulnerable socialmente, y todos los somos, por que no nacimos para estar aislados, es normal que tengamos sentimientos encontrados cuando no sentimos aceptaciòn, lo erroneo aqui es creer, o sentir que no somos especiales solo porque determinado humano o humana, no nos toma o tomò en cuenta.

  • Delete this comment

    View space

    More information

    (sin nombre)

    September 17 11:35 AM

    Es especialmente durante la adolescencia que el ser humano busca ser aceptado socialmente y ay de tí si no eres la más guapa, el más galán, el deportista o algún estereotipo popular … tu búsqueda por aceptación te lleva incluso a ir en contra de todo aquello en lo que crees y en lo que sueñas … La no aceptación te lleva a sumirte en depresiones profundas, a estar enojado con la vida y a perder mucho tiempo en tratar de encajar.
    Y es justamente también en esta época cuando más nos alejamos de Dios, ¿para qué lo queremos si aquella chica guapa nos sonrió? ¿o el chico más lindo nos dirigió una palabra? ¿o para qué Lo Queremos si no logra que seamos aceptados en los famosos grupos?
    Te lleva tiempo comprender que para Dios tú eres único y perfecto … que no necesitas tener la cara más linda, o el mejor auto … El te ama por esa unicidad y te acepta con todas tus fallas y defectos. Lleva tiempo, pero al final sales más fuerte y seguro …
  • Delete this comment

    View space

    More information

    (sin nombre)

    September 17 11:35 AM

    Es especialmente durante la adolescencia que el ser humano busca ser aceptado socialmente y ay de tí si no eres la más guapa, el más galán, el deportista o algún estereotipo popular … tu búsqueda por aceptación te lleva incluso a ir en contra de todo aquello en lo que crees y en lo que sueñas … La no aceptación te lleva a sumirte en depresiones profundas, a estar enojado con la vida y a perder mucho tiempo en tratar de encajar.
    Y es justamente también en esta época cuando más nos alejamos de Dios, ¿para qué lo queremos si aquella chica guapa nos sonrió? ¿o el chico más lindo nos dirigió una palabra? ¿o para qué Lo Queremos si no logra que seamos aceptados en los famosos grupos?
    Te lleva tiempo comprender que para Dios tú eres único y perfecto … que no necesitas tener la cara más linda, o el mejor auto … El te ama por esa unicidad y te acepta con todas tus fallas y defectos. Lleva tiempo, pero al final sales más fuerte y seguro …
  • Delete this comment

    View space

    More information

    See the new information

    September 15 3:11 PM

    El ser humano es en si un ser social, y es escencial el sentirse parte de un grupo, el inadaptado, el forastero, el que no encaja, siempre sentira un vacio en su vida y estara en busca de ese grupo que lo acepte. Las opiniones y creencias de Dios son tan variadas, pero bueno yo creo que el nunca nos abandona ni se nos aleja, somos nosotros mismos quienes a veces buscamos esta lejania.
    Saludos.
Delete this comment

View space

More information

Norma Delia

August 19 12:00 PM

aaaaa no manches…..me tomé la libertad d entrar y escuchar….y suena genial!!!….y la letra también sta muy muy padre…d esas k t ponen a pensar……no sé si haya envidia d la buena….pero yo si la tengo jejejeje….algún día podre escribir algo como para hacerlo canción….ya escribo, así k espero k no falte mucho para lo demás……
sigue por dodne vas..algún día verás los frutos….
saludos…
Delete this comment

View space

More information

See the new information
ישׂראל יעקב

July 06 10:56 PM

Resulta que una auditoría me permitió conocer el trabajo de vos.
Me es grato el poder conocer parte de lo que vos realiza, y más aun, logrando intuir parte de su motivación, que resulta aun mucho más grato.
Señor, me permiteré oir, leer, entender y apreciar parte de este de trabajo, no sin antes externarle un agradecimiento por escribir en esa hoja la dirección este espacio.
Sinceramente, gracias!
Jacob

View space

More information

(no name)

Hola , esta lindo tu espacio, siguele, un saludo desde Inglaterra.
Ceci

0 comments

Leave a Reply