Posted by: oviazcan Anécdota 0 comments

El inicio de un nuevo desafío (Master)

Tuve que hacer el nudo de la corbata tres veces: la primera me quedó muy larga, la segunda muy corta, y la tercera… bueno, la tercera ya no importa porque se me hace tarde. Hacía ya algún tiempo que no me vestía de traje pero de alguna manera no me parece extraño el proceso. Me siento como todo un experto seis sigma ya que de 35 minutos que me tomaba el proceso desde planchar la camisa hasta salir por la puerta lo he logrado eficientar y reducir cerca de un 50%.¿Será posible reducir de igual manera el porcentaje de transacciones corruptas que suceden en el mundo en las sociedades? ¿Qué se necesita para crear un esquema de formación de líderes formadores, a nivel mundial, que tengan una cosmovisión similar y una misión equivalente de entorpecer el desarrollo del desorden entrópico en el mundo? ¿Cómo se hace para que México traslade la base de su economía a la tecnología para que sea más sólida y la pobreza e injusticia social disminuya? ¿Qué puedo desayunar que me tome menos de 5 minutos?— Mi mente, amante de lo complejo, deja de divagar por un momento y se detiene a tomar un suspiro: hoy es el primer día de clases de la maestría. Mientras tomo las llaves de mi coche, me visto de realidad y salgo de prisa hacia la calle.

Tengo que retomar el ritmo de estudio…, volver a comenzar un capítulo de aprendizaje…, conocer un grupo nuevo de personas que se convertirán en mi comunidad social por los próximos 22 meses… ¡Qué gran oportunidad para reinventarme! ¡Qué impresionante la capacidad de disfrutar la emoción del momento, de acercarme al IPADE y respirar el comienzo de un nuevo proceso de transformación y de tener que pitarle al taxista que se me metió a lo chilango! ¡Ahh! ¡Cómo lo extrañaba! Abro la ventana, me tomo un trago de smog y los recuerdos de esta ciudad tan paradójica reducen el efecto emocional de la chilangada del taxista.

Sigo adelante y al ritmo de “Plan Perfecto” de Los Claxons (hey, yo no les puse el nombre!), me pongo a pensar en que quizá cuando la gente dice: “Antes de cambiar el mundo tienes que comenzar a cambiar tu mismo” creo que se refiere a esto. Sí, dolerá, pero no todo el tiempo. Hoy estoy cambiando y no duele. Mañana tal vez y, si duele, ¡venga! Porque no me voy a tirar para que me levanten. Cierto, no habrá tal cosa como “El plan perfecto” para lograrlo pero así como el autor de la rola es movido por el amor por su chava a querer recuperarla, así siento que el amor por esta realidad me ha traído aquí a salir de mi propia conformidad y hacer lo que pueda hasta que mi destino me sea revelado en su totalidad.

Mientras llego al salón y me registro, me entregan mi portafolio y materiales para la primera semana, y platico con mis ahora compañeros de viaje para irlos conociendo. Las expectativas están a flor de piel, y el día se desarrolla mientras se graba cada minuto transcurrido en el pergamino de mi historia.

* * *

“Nunca pierdas tu esencia”. Es el consejo más marcado y sincero que mis papás alguna vez me han dado. Y lo guardo dentro de mi. Es verdad, mi esencia me permite entenderme como soy y salir y mostrarle al mundo en lo que me puedo convertir. Mas no está ajena al cambio. Mi esencia debe ser el criterio básico que me permita hacer frente a las decisiones de transformación que tengo por delante. ¿Qué nuevas canciones surgirán? ¿Qué nuevos caminos se cruzarán? ¿Qué nuevas ideas y relaciones nos acercarán un poco más a nuestra realización como seres humanos?

Ha pasado una semana, y hoy recupero el aliento para seguir expresándome. Hacía mucho que no tenía tantas conversaciones tan interesantes en tan poco tiempo, dentro y fuera de la universidad. Tengo libertad. Libertad de haberme endeudado y tomar esta decisión a pesar de las ideas contrapuestas de personas que me quieren. Esto es porque un día tuve que decir: aquí está mi vida. No quiero vivir más para mí sino para los demás y no pienso quedarme aquí sentado en el sillón por más cómodo que esté. Yo sólo no puedo, pero sé que con ayuda de Dios y de mis compañeros de viaje en este vida lograremos alcanzar grandes cosas que no se han logrado antes y en este momento estamos comenzando a aprender cómo. No que antes no supiéramos nada, nuestra historia personal es tan importante que sin ella no estaríamos coincidiendo en este pequeño espacio de tiempo. Pero nos hemos embarcado apenas en el proceso darle forma y expresarlo en sentido propósitivo más que sólo a manera de sueño ideal.

Hoy que escribo esto mientras la lluvia canta nostalgia en mi ventana, no puedo imaginar ningún escenario en mi futuro, por más realista o idealista que parezca, en que no se requiera (ya no digamos sea tan sólo “deseable”) que dé este paso que estoy dando. Es increíble la manera en que todas las piezas del rompecabezas se van acomodando: la aprobación de los créditos para la colegiatura y la manutención, el lugar para vivir, los tiempos que se dan justo en el momento adecuado… ¿Cómo explicarlo? “Gracias totales” a Dios por este sentimiento: el saber que estoy donde tengo que estar. Que, sí, hay que esforzarse, apostarle y dar todo una vez más, de la misma forma que antes pero con un nuevo aroma a trascendencia; pero que estoy en el comienzo de un desafío lleno de aprendizaje, recompensas, nuevas amistades y un paso más cerca del propósito final de mi vida.

* * *

Portafolio, carpeta azul, pluma y cuaderno de notas. Mientras mis ideas terminan de ser plasmadas en este blog, dejo a un lado mi computadora y mis pensamientos para retomar el comienzo con un suspiro. Abro la carpeta y comienzo mi tarea para la próxima semana…

http://omarviazcan.com
http://pajamasvlog.blogspot.com

0 comments

Leave a Reply